Saltear al contenido principal
MENU

Tras las huellas de Machado en Soria

En esta visita recorrimos los lugares más destacados que evocan los cinco años de la estancia del poeta Antonio Machado en Soria, desde su llegada el 1º de mayo de 1907, para ejercer de catedrático de Francés en su Instituto, hasta su partida, tras la muerte de su joven esposa Leonor Izquierdo, el ocho de agosto de 1912.

Salimos de Pamplona a las ocho de la mañana y llegamos a Soria pasadas las diez de la mañana. En el puente del Duero o de Navarra, nos esperaba José Mª Martínez Laseca, presidente de la Asociación Antonio Machado, gran conocedor de Machado, que nos hizo de guía durante nuestra visita.

Junto al puente del Duero o de Navarra, nuestro guía nos facilitó una primera explicación sobre la razón de ser del surgir de la ciudad de Soria. Acto seguido visitamos el claustro de San Juan de Duero y el interior de su iglesia (románico de los siglos XII y XIII).

Después dimos un pequeño paseo a la orilla del Duero entre el monasterio templario de San Polo (siglo XIII) y la ermita de San Saturio (siglo XVIII) inserta en plena roca del monte.

Posteriormente, subimos por la Calle Real al centro de la ciudad y nos dividimos en dos grupos. Un grupo visitó el Museo Numantino y el otro grupo se dirigió al Aula del poeta en el instituto que hoy lleva su nombre, Instituto Antonio Machado. En el aula se leyeron y explicaron varios poemas.

Sobre las dos de la tarde, tuvimos una hora y media de tiempo libre para comer. Después de comer, nos dirigimos hacia el cementerio del Espino para detenernos al lado de la Iglesia de Nuestra Señora del Espino (siglo XVI) que es donde se encuentra el Olmo seco, que dio lugar al famoso poema. Junto al Olmo seco una alumna leyó el poema y nuestro guía lo comentó y explicó. Un poco más arriba está el cementerio, que también visitamos puesto que allí se encuentra la tumba de Leonor Izquierdo. En la tumba leímos varios poemas.

Finalizamos nuestra visita en la Plaza Mayor, junto a la Iglesia de Santa María La Mayor (siglo XIII), el Rincón de Leonor, puesto que fue la iglesia donde se casaron y donde se celebró el funeral por su muerte.