Saltear al contenido principal
MENU

Pedro Manterola en la Escuela de Arte de Pamplona

Jornada de clausura de los cuartos «Encuentros con creadores»

En la clausura de los cuartos encuentros con creadores recibimos a Pedro Manterola, artista, docente y crítico de arte. La jornada contó con la presencia de nuestro Consejero de Educación, Don José Iribas, acompañado de Silvia Echavarren, Jefa de Gabinete.
Al comienzo del acto, un grupo de compañeros y compañeras quiso dejar patente su descontento con los futuros recortes que se prevén en el ámbito educativo, exhibiendo pancartas a la entrada del Consejero, con quien cruzaron unas breves palabras. Tras unos minutos, dichas pancartas fueron retiradas y el acto se desarrolló conforme a lo previsto.
Tomó la palabra Pedro Manterola, quién tras evocar sus inicios en la antigua Escuela de Artes y Oficios de la mano de Gerardo Sacristán, afirmó: “¡y aquí comenzó todo…!”, “Hoy he venido aquí a hablar de arte, es decir, no sé de qué voy a hablar”.
Inició su charla comentando la dificultad de aprehender el arte, de adquirir el conocimiento del mismo por  medio del estudio o de la experiencia, de lo complejo que es tratar de definirlo. “El arte… , no sé lo que es el arte”, repetía elaborando su discurso con la elocuencia y la erudición de quien toda su vida se ha dedicado al esfuerzo de descifrar y dar a conocer la intuición artística. Ha buscado esa intuición en la idea de belleza, en la fealdad y el horror, en el concepto del gusto, en lo informe que nos enfrenta al caos, a esas formas del caos que vislumbran nuevas posibilidades y que han ido marcando el devenir del arte. Manterola asegura que en ese esfuerzo, en esa búsqueda que nos anima a trascender, reside el origen del arte. Del arte asociado a la idea de verdad, no del arte doblegado a los vaivenes del mercado.
“¿Qué es el arte?”, susurraba, y enumeraba ejemplos que contradicen nuestra idea de lo que es arte. Como el caso de Tolstói, que afirma que la Sinfonía n.º 9 de Beethoven, es un ejemplo del mal arte. Damien Hirst, con sus animales muertos y seccionados, el Accionismo Vienés, la posmodernidad y la mayor parte de las posturas que en el arte moderno participan de la idea de desacralizar del arte, pero ni siquiera con la voluntad pedagógica de Duchamp, sino enfatizando su discurso en la destrucción.
“¿Qué es el arte?…  no lo sé”. Fueron las palabras con las que terminó su charla a la vez que mostraba pinturas de desnudos femeninos extraídos de la historia del arte. Cuadros que participan de principios estéticos y conceptuales tan variados como variada es la idea de arte.
En definitiva, volvimos a disfrutar del discurso entusiasta de Pedro Manterola, quien consiguió, que de una forma entrañable, todos los presentes nos volviéramos alumnos ante la autoridad del recordado profesor.
Don José Iribas concluyó con unas palabras de agradecimiento a Pedro Manterola por su lección y felicitaciones a la Escuela por la edición de nuestros cuartos encuentros con creadores.
Gracias a todos y a todas y hasta la próxima edición.