Saltear al contenido principal
MENU

David Arratibel en la Escuela de Arte de Pamplona

El exalumno de la escuela, David Arratibel, fue el invitado de la cuarta sesión de nuestros encuentros con creadores. Intervino ante un numeroso grupo de alumnos y alumnas de bachillerato, de nuestro centro y de los institutos que se encontraban de visita en la escuela con motivo de nuestra primera jornada de puertas abiertas.

Le precedió en la palabra nuestro Director, José Miguel Ascunce, quien informó al alumnado de bachillerato sobre las especificidades de nuestro centro y sobre la oferta de ciclos formativos de la escuela, a la que pueden optar el próximo curso.

A continuación, David Arratibel, antiguo alumno del centro en la especialidad de decoración, comenzó la charla mostrando su agradecimiento a la escuela, a sus antiguos compañeros y compañeras de estudios y al profesorado, que orientaron su vocación creativa hacia el mundo profesional. Relató, en un tono desenfadado e informal, como aquella inquietud fue trasformándole en el director creativo que es hoy en día, abarcando todos los campos de la comunicación: marketing, estudios de mercado, planificación estratégica o gabinete de prensa, así como publicidad y diseño, creación audiovisual o diseño y gestión de eventos. Todo esto desde el mismo principio que le motivó en sus inicios: la creatividad como valor principal, como una actitud vital.

En definitiva, utilizó su experiencia personal para trasladar al alumnado que le escuchaba, que la actitud creativa y la apuesta personal por hacer de tus aficiones y tus habilidades, tu profesión, es una apuesta que funciona. Recalcó su convicción de que en centros como el nuestro, es donde esto puede empezar a suceder. Su discurso fue haciendo continuas referencias a diversos aspectos de su trabajo. Habló por ejemplo, de la especialización que demanda el mercado de trabajo y que requieren las empresas y a la diversificación que esto exige a un trabajador, adaptable, interdisciplinar y creativo.

Agradecemos a David la inyección de entusiasmo y optimismo,  en unos momentos donde resulta complicado buscar argumentos que defiendan tal actitud. Hasta pronto y gracias.