Saltear al contenido principal
MENU

César Oroz en la Escuela de Arte de Pamplona

El dibujante y humorista gráfico César Oroz, demostró en nuestra quinta jornada con creadores, que se desenvuelve con la misma facilidad mediante la palabra que sobre un papel. Intervino ante un numeroso grupo de alumnos y alumnas de 4ª de la E.S.O., que se encontraban de visita en la escuela con motivo de la segunda jornada de puertas abiertas.
Le precedió en la palabra nuestro Director, José Miguel Ascunce, quién informó a dicho alumnado sobre las características de nuestro centro y sobre la oferta de Bachillerato Artístico y Ciclos Formativos de Grado Medio, a los que pueden optar el próximo curso.
Posteriormente, César Oroz recordó en un tono informal sus comienzos. De su desinterés por los estudios, a formar junto con un grupo de amigos del instituto, una revista con caricaturas del profesorado o de personajes de Osasuna. De una formación superior, que no tenían relación con el mundo gráfico, a la osadía de presentarse en el Diario de Navarra con cinco tiras cómicas. De la tira semanal, a la tira diaria en el periódico navarro, y de ahí,  a su colaboración con la revista de humor “El Jueves” y con numerosas publicaciones nacionales e internacionales. Al premio “Mingote” en 2005, o al trabajo en su propia empresa, “Latiradedibujos”.
Fue ilustrando su charla con su galería de personajes más populares: Miguel Sanz, Yolanda Barcina, Pachi Izco, Mariano Rajoy, el Rey o el oso Camille. Relató la evolución de cada uno de ellos a lo largo del tiempo. Como comienza enfatizando o exagerando un rasgo físico y como a medida que el personaje evoluciona priman otros aspectos en la representación y cobra importancia el texto y el contexto de cada tira o historieta. Puesto a dar consejos al alumnado, afirmó que hay que mantener la ilusión, ser creativo y tener iniciativa. Después, hay que procurar terminar trabajando en lo que a uno le guste. No hay que olvidar que la vida laboral es muy larga y parece que aún lo será más en un futuro.
La charla terminó con un turno de preguntas del alumnado y agradecimientos a su amabilidad y su cercanía, y a sus ilustraciones, que fueron repartidas entre los centros visitantes. Gracias por todo y hasta pronto.