Home » Trayectoria

Trayectoria

Historia:

1795 – 1900:

Los primeros centros para la enseñanza de las artes se fundan en España a finales del S. XVIII, de acuerdo con los ideales propugnados por la Ilustración. Estas nuevas escuelas van desplazando al sistema de formación gremial del Antiguo Régimen.

1795: En el Ayuntamiento de Pamplona se plantea la creación de una escuela de dibujo, proyecto que no prospera entonces por falta de recursos económicos.

Entre 1800 y 1805: Juan Antonio Pagola -titulado por la real Academia de San Fernando- comienza a impartir clases a un grupo de alumnos bajo la iniciativa privada.

1828: El Ayuntamiento de Pamplona pone en marcha una Escuela de Dibujo, a la vez que Diputación inaugura una Cátedra de Matemáticas. Ambas enseñanzas comparten edificio, primero en el nº 80 de la calle Mayor y luego en el antiguo convento de San Francisco. El programa pedagógico de la enseñanza de dibujo incluye la copia de estatua, elementos arquitectónicos y ornamentos.

Entre 1863 y 1872: Comienzan a implantarse una serie de reformas en las enseñanzas de dibujo vigentes, introduciéndose nuevas asignaturas enfocadas hacia el aprendizaje de diversas disciplinas artesanales.

1873: El 20 de enero se inaugura la Escuela de Artes y Oficios, decisión tomada de acuerdo entre la Diputación Foral y el Ayuntamiento de Pamplona. Su primera sede fue el Instituto Provincial de Segunda Enseñanza de la calle Navarrería. Las asignaturas esenciales en la rama artística eran el Dibujo, la Talla, el Modelado y Vaciado, mientras que la Aritmética, la Geometría y la Delineación eran obligatorias sólo para los alumnos de Oficios.

Década de 1890: Ante el notable aumento del alumnado, la Escuela traslada su sede al edificio de la Alhóndiga. En estos años aumenta también el número de asignaturas impartidas, incluyendo el trabajo en madera, piedra, Carpintería, Cerrajería y Ebanistería, así como Corte y Confección en el caso de las alumnas. Con el nuevo siglo se añadió la enseñanza de teneduría de libros.

1900 – 1972:

1917: La Diputación Foral abandona la tutela y subvención de la Escuela, que pasa a depender exclusivamente del Ayuntamiento.

Finales de los años 20: Se oficializa la plantilla de profesores, al imponerse la vía de oposición para acceder a las plazas docentes. El nuevo Reglamento redactado en esta época hizo obligatorias las prácticas de un año en talleres y negocios de la ciudad, en todas las secciones.

Años 30: El crecimiento del alumnado llevó a ampliar el edificio existente. Las secciones de mayor proyección social en el momento eran las de Mecánica e Industria.

A partir de 1941: Bajo el título genérico de “Feria de Arte”, comenzaron a organizarse exposiciones anuales de trabajos de alumnos de la Escuela y de artistas locales.

1943: Se produjo una nueva reorganización del Centro. Las enseñanzas quedaron divididas en cuatro secciones: Industrial (Construcción y Mecánica), Comercial, Artística y Enseñanzas de la mujer.

Década de los años 60: La Escuela se traslada nuevamente a San Francisco, al derribarse el edificio de la Alhóndiga. Aquí se llevaron a cabo las enseñanzas de Idiomas, Contabilidad y Dibujo técnico, mientras que el resto de las clases, dada la falta de espacio, fueron impartidas en las Escuelas de la calle Compañía.

1969: Según un decreto de 28 de mayo, el Centro pasó a denominarse Escuela Municipal de Artes aplicadas y Oficios artísticos, con carácter estatal.

1969 – 1972: Se construye un nuevo edificio como sede de la Escuela.

1972: Se inaugura un nuevo edificio como sede definitiva de la Escuela.

En la actualidad:

Una vez emplazada la Escuela en su nueva sede, se establece como plan de estudios el Plan de 1963. Se imparten las Especialidades de Cerámica y Decoración, cursándose cinco años de cada una de ellas. La implantación completa de estos cinco cursos se completa en 1975, año en que se realiza la primera reválida. Continúan los cursos monográficos de Dibujo, Pintura y Decoración del hogar, dependientes del Ayuntamiento de Pamplona.

1985: Se suprime la especialidad de Cerámica.

1998: Se transforma la especialidad de Decoración, se pierde el 5º año, y los dos primeros cursos son convertidos en experimentación de Comunes.

1989-1990: Se implanta el Bachillerato de Artes.

1991-1992: Este curso es el primero en que se imparte el nuevo Ciclo de Fotografía Artística.

1996: Se implanta el Ciclo de grado medio de Ebanistería Artística, y comienza la extinción de las enseñanzas anteriores a la L.O.G.S.E.

1997-1998: Comienza a impartirse el nuevo Ciclo de Fotografía Artística.

1997-1998: Comienza a impartirse el nuevo Ciclo de Artes Aplicadas de la Escultura.

1998-1999: Comienza a impartirse el nuevo Ciclo de Grabado y Técnicas de Estampación.

1999-2000: Comienza a impartirse el nuevo Ciclo de Proyectos y Dirección de Obras de Decoración.

1999-2000: Comienza a impartirse el nuevo Ciclo de Autoedición.

Profesores ilustres:

Artistas famosos dedicaron gran parte de su vida a ofrecer sus conocimientos y experiencias a los alumnos de la Escuela.

Estos profesores constituyeron, en algunos casos, lo mejor de la pintura navarra y en todas las ocasiones fueron gérmen de la formación artística de aquéllos que han conformado la historia pictórica de Navarra.

Miguel Sanz y Benito:

Orientado fundamentalmente al retrato, dedicó una buena parte de su vida a la enseñanza como profesor de la Academia de dibujo. Había nacido en Valdeabellano (Soria) en 1794 y murió en nuestra ciudad en torno a 1854.

Eduardo Carceller y García:

Nació en Valencia y estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos y San Fernando. Fue discípulo de Federico de Madrazo. Se trasladó a Navarra y en 1870 ganó por oposición la plaza de Profesor de Dibujo del Instituto de Tudela. Dos años más tarde obtuvo la plaza de Profesor de Dibujo de la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona, de la que fue además Director. Desde 1895 fue catedrático de dibujo del Instituto Provincial y Técnico de Navarra hasta su jubilación en 1918. Miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde 1910, ejerció como vocal y administrador en el Boletín de la Comisión de Monumentos. Fue jurado de numerosos certámenes artísticos. Falleció el 20 de agosto de 1925. Obras destacadas: Arresto del Duque de Alba, Cervantes escribiendo el Quijote en la Cárcel de Argamasilla, El capellá de les Roques.

Millán Mendía Azpilicueta:

Nacido en Pamplona en 1878, estudió en la Escuela de Artes de Oficios de la ciudad y posteriormente en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Regresó después y fue profesor de la Escuela. En 1907 ganó un Certamen Científico, Literario y Artístico convocado por el Ayuntamiento pamplonés. Falleció en 1933 a los 55 años.

Miguel Pérez Torres:

Nació en Tudela en 1894. Se inició en la pintura de forma autodidacta y se presentó por primera vez en el Salón de Arte Moderno de Madrid. Posteriormente estudió en Barcelona con José Monguell y en 1922 participó en la Exposición Nacional de Bellas Artes, donde ganó la tercera medalla de Pintura. Estudió después en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando gracias a una beca de la Diputación Foral de Navarra. Fue profesor de la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona desde 1941 hasta su fallecimiento en 1951. Obras destacadas: Oración, Entre pite y pite, El Cristero, Mi Padre, Un labrador.

Leocadio Muro Urriza:

Nació en Pamplona en 1897. Tras iniciarse en el dibujo en la Escuela de Artes y Oficios, estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando con una beca de la Diputación Foral de Navarra. Ganador del Concurso de Carteles de San Fermín en los años 1932 y 1934, se dedicó principalmente a trabajos de carácter ilustrativo. Fue nombrado profesor de la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona el 28 de diciembre de 1934, jubilándose voluntariamente el 1 de enero de 1966. Falleció en Pamplona el 22 de marzo de 1987.

Enrique Zubiri Manezaundi:

Nació en Valcarlos en el último tercio del siglo pasado. Estudió becado por la Diputación Foral de Navarra en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Se afinca en Pamplona, donde trabaja como retratista y participa en diversos certámenes. En 1919 gana el concurso de carteles de San Fermín. Consta como profesor de la Escuela de Artes y Oficios desde 1928 hasta su jubilación en 1941. Celebró su última exposición en 1950 y falleció alrededor de 1960 en Pamplona. El Ayuntamiento le dedicó una calle en agosto de 1979.

Gerardo Sacristán:

Nació en Logroño en 1907. Su formación era vasta y profunda, proveniente de la Escuela Cecilio Pla, del impresionismo español de Sevilla y de los seguidores de Velázquez, aspectos que asimiló a través de la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando. En 1929 se trasladó a París becado por el Ayuntamiento y la Diputación de Logroño. Allí tuvo ocasión de convivir durante tres años con movimientos pictóricos vanguardistas. En 1943 se instaló en Pamplona, ocupando la cátedra de Dibujo del Instituto Ximénez de Rada. En 1951 sustituyó a Pérez Torres como profesor de dibujo artístico y pintura en la Escuela de Artes y Oficios hasta su muerte en 1964. Sacristán apenas expuso, aunque su creación -de carácter figurativo y centrada en el pasado inmediato- fue bastante extensa. Su obra se halla repartida en colecciones particulares de España, Francia y Cuba. Parte de ella se encuentra en el Museo y Parlamento de Navarra.

José María Ascunce:

De familia navarra, nació en 1923 en Beasáin (Guipúzcoa). En 1937-38 regresó a Astráin. En Beasáin asistió durante un año a la Escuela de Artes y Oficios. Entre 1942 y 1945 estudió en Pamplona, en la academia de Javier Ciga, con cuyo apoyo obtuvo una beca extraordinaria de la Diputación Foral de Navarra para continuar su formación académica en Madrid. Acudió a la Escuela de Artes y Oficios de la calle La Palma; en 1946 obtuvo una pensión ordinaria (nuevamente de la Diputación navarra) y cursó Dibujo y Pintura en Escuela Central de Bellas Artes de San Fernando, entre 1946 y 1951. Fueron sus profesores Joaquín Valverde, Juan Adsuara y E. Martínez Vázquez, entre otros. Su expediente de la carrera consigna unas calificaciones muy altas, junto a varios premios que la Escuela Superior otorgaba a alumnos destacados.

En 1952 el Ministerio de Educación Nacional le ofreció la plaza de profesor interino de dibujo y pintura en la Escuela de Artes y Oficios de Corella (Navarra). Ese mismo año había viajado por vez primera a París, al término de la carrera. En 1958 obtuvo la Beca Extraordinaria de la Diputación Foral de Navarra para Ampliación de Estudios Artísticos en el Extranjero. Eligió la capital de Francia. Acudió a la academia de La Grande Chaumière. Al término de la beca volvió a Corella, en 1959. En 1965 obtuvo por concurso-oposición la plaza de profesor de Dibujo Artístico y Pintura en la Escuela Municipal de Artes y Oficios de Pamplona. Hasta 1984 compaginó la actividad pictórica con la docente.

Su obra testimonia una incuestionable identificación con los géneros tradicionales del paisaje, el bodegón y el retrato. Su consideración de la forma y uso de la materia se encomendaron a una interpretación vigorosa del motivo, particularmente perceptible en sus lienzos de los años sesenta.

Destacó, sobre todo, como paisajista. Le interesaron los núcleos arquitectónicos monumentales –sobre ellos desarrolló algunas de sus mejores obras–, ciertos pueblos pesqueros, el paisaje rural y la naturaleza vista en lejanía. Sus lienzos de amplias panorámicas y horizonte alto, que pueden relacionarse con cierta renovación del paisajismo español de la posguerra, despojaron al género de cualquier afectación: son auténticas alabanzas a una tierra sobria, austera, que identifican naturaleza y consistencia.

Falleció en 1991. El Museo de Navarra le dedicó en 1994-95 una exposición antológica, a cuyo catálogo remitimos para ampliar su biografía artística. El mismo Museo guarda un riguroso inventario (todavía abierto) de su obra, no muy extensa, presente en colecciones privadas y propiedad de las siguientes instituciones: Ayuntamiento de San Sebastián (El Puerto, Primer Premio ex-aequo en el Concurso de Pintura convocado en 1957 por dicho Ayuntamiento), Diputación de Guipúzcoa (Peralta, premio «Corporaciones» de la misma Diputación en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1962), Ayuntamiento de Pamplona (Catedral, Primer Premio en el I Concurso de Pintura «Ciudad de Pamplona» convocado en 1972 por la Comisión de Relaciones y Cultura de ese Ayuntamiento), Gobierno de Navarra, Parlamento de Navarra, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que alberga una obra de su época de estudiante, y Museo de Navarra.

Fernando Redón:

Fernando Redón Huici (Pamplona, 1929), Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2004, es un reconocido arquitecto, diseñador y pintor, autor de numerosos proyectos arquitectónicos. Desde 1979, ha ocupado diversos cargos institucionales en el ámbito cultural y académicos en la universidad. En ese año fue asesor del Departamento de Educación y Cultura del Gobierno de Navarra, y posteriormente director de la Institución Príncipe de Viana. Su vinculación con la Escuela de Artes y Oficios se produce entre los cursos 1979-80-81, durante los cuales impartió la asignatura de Proyectos en los estudios de Decoración. En 1983, fue nombrado asesor del Ministerio de Cultura. Desde junio de 1995 es presidente del Consejo Social de la Universidad Pública de Navarra. También es autor y editor de numerosas publicaciones de naturaleza y arte, autor de catálogos y comisario de diversas exposiciones del patrimonio artístico de Navarra.

Juan José Aquerreta:

Juan José Aquerreta (Pamplona, 1946) inició sus estudios de dibujo y pintura en la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona y en 1966 ingresó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, becado por la Diputación Foral de Navarra. Desde momentos muy tempranos de su carrera (1973) recibió la atención de la crítica especializada y ha construido una obra acreditada, presente en numerosos museos y colecciones públicas y privadas, formando parte de lo más granado del mercado pictórico español. Juan José Aquerreta ha sido profesor de pintura en la Escuela de Arte de Pamplona hasta el curso 2003-2004.

La carrera artística de Aquerreta ha estado jalonada de premios y reconocimientos a su obra, desde el primero de ellos en 1967, “Premio Extraordinario de Pintura Moreno Higueras” en la clase del pintor Antonio López de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, hasta el último: el Premio Nacional de la Artes Plásticas, que le fue otorgado en 2001. La Comisión de Artes Plásticas, presidida por el pintor Pedro Salaberri, lo presentó como candidato al premio Príncipe de Viana, por su “indudable calidad de pintor”, avalado por una larga y fecunda trayectoria refrendada en exposiciones y reconocimiento en los centros más significativos de España. Con la Galería Marlborough ha participado en exposiciones colectivas en Nueva York en los años 1999, 2000 y 2001. Tiene obra en los museos y colecciones como la de Argentaria, Endesa, La Caixa, Colección Municipal de Pamplona, gobierno de Navarra y Vasco, Ministerio de Asuntos Exteriores, Museo de Bellas Artes de Bilbao, Museo Español de Arte Contemporáneo de Madrid, Museo Salvador Allende y Palacio del Senado de España en Madrid. Aquerreta ha recibido numerosos otros premios, entre los más relevantes, el segundo premio del III Gran premio Internacional de Pintura Vasca (San Sebastián, 1967), galardón que volvió a recibir en 1973; el segundo premio del Concurso Internacional de Arte Contemporáneo organizado por el Gobierno de Navarra (1983), el Prix International d’Arte Contemporain de Monte-Carlo de la Fondation Prince Pierre de Monaco (2002), y el Gran Prix de S.A.S. le Prince Rainier III.